MarkSTAHL

El diálogo perfecto entre flexibilidad y productividad


Situación inicial

MarkSTAHL es una empresa alemana con sede en Jahndorf, Sajonia, conocida a nivel mundial y dedicada a la fabricación de piezas utilizadas en distintos sectores industriales, entre ellos el naval, dispositivos médicos, aeroespacial, minería, mobiliario, fabricación de vehículos industriales y no industriales, y que son el resultado del proceso de mecanizado de tubos.

Las piezas fabricadas por MarkSTAHL se utilizan a menudo para aplicaciones innovadoras, por lo que la empresa tiene que tratar con lotes pequeños y diversos: tubos cortados, taladrados y doblados de cualquier diámetro o sección.

Impactante

En la fabricación de tubos cortados y doblados es difícil garantizar la forma exacta de la pieza acabada, ya que la deformación plástica del material en el proceso de curvado influye en la posición de orificios, recortes u otras posibles geometrías de corte.

Por este motivo, para MarkSTAHL ha surgido la necesidad de adquirir un proceso de producción capaz de combinar las distintas operaciones de mecanizado y establecer un diálogo real entre las máquinas que pueda corregir automáticamente el efecto de deformación del doblado.

Un proceso de producción que maximiza la productividad a la vez que garantiza la máxima flexibilidad, reduciendo a cero los residuos de mecanizado y las pruebas.

Sistema de corte de tubos por láser Lasertube LT7

La solución

La tecnología para crear este tipo de proceso ya existe y se llama ALL-IN-ONE y consiste en la integración entre sistemas de corte por láser y de doblado de tubos, desarrollada por BLM GROUP.

Con la tecnología ALL-IN-ONE el software tiene en cuenta la deformación y el alargamiento del tubo durante la fase de doblado, compensándolos durante el proceso de corte por láser, consiguiendo piezas buenas realizadas a la primera y eliminando pérdidas de tiempo y desperdicio de material para pruebas y correcciones.

Actualmente MarkSTAHL cuenta con 3 equipos de BLM GROUP perfectamente interconectados con la tecnología ALL-IN-ONE:

 Un sistema Lasertube LT8.10 dotado de cabezal de corte por láser 3D y capaz de cortar tubos de 12 mm a 240 mm de diámetro.

 Un sistema Lasertube LT5 capaz de cortar tubos de hasta 120 mm de diámetro con extrema velocidad y productividad.

 Una curvadora de tubos E-TURN 52 utilizada para doblar a derecha e izquierda piezas con un diámetro exterior de 6 mm a 52 mm.

El proceso es extremadamente flexible: Las máquinas LT8.10 o LT5 cortan las piezas con el láser, aportando las correcciones necesarias para el proceso de doblado posterior; luego, a través del cargador, los tubos se transfieren automáticamente a la máquina dobladora de tubos.

La E-TURN 52 reconoce la posición de los orificios y orienta el tubo en consecuencia. Sucesivamente realiza las operaciones de doblado compensando automáticamente el retorno elástico del material.

Todo ello para conseguir siempre la primera pieza correcta, sin más residuos de mecanizado o pruebas.

Las ventajas

  • Reducción a cero de residuos de mecanizado y de pruebas.
  • Independiente de la experiencia del operador.
  • Automatización total de la programación de todo el proceso.
  • Repetibilidad y precisión de las piezas fabricadas.
  • Producción de pequeños lotes con extrema eficiencia.

Aspectos técnicos

La LT8.10 y la LT5 corrigen la posición de las geometrías de corte en el tubo antes del proceso de doblado, teniendo en cuenta los efectos de la deformación del mismo.

La E-TURN 52 identifica los mecanizados existentes, orienta las piezas pre-mecanizadas para realizar las curvas según el diseño inicial y compensa el retorno elástico del material.