Success story

KOSTKA-KOLOBKA S.R.O.


Situación inicial

Kostka - Kolobka s.r.o. comenzó en el año 1993 en la República Checa como «subcontratista» de soldadura para recintos metálicos. Luego, empezó a fabricar cuadros de bicicletas, manteniendo la carpintería metálica, y hace diez años comenzó a fabricar monopatines. En 2001, a causa de la competencia china, abandonó el sector de las bicicletas y el sector de los monopatines se ha convertido en el negocio «core» de la empresa. Hoy en día Kostka - Kolobka s.r.o. fabrica 25 modelos diferentes de monopatín, desde los urbanos hasta los turísticos, el fitness o los modelos de competición. La producción es de 10.000 unidades, con un incremento anual del 10%.

Impactante

Hace unos años, Kostka - Kolobka s.r.o. tuvo la necesidad de aumentar la productividad en el trabajo, sin renunciar obviamente a la calidad. La precisión de las piezas es uno de los elementos más importantes de los monopatines, que incide en las prestaciones finales del producto. La idea inicial era invertir en una sierra automática. Luego descubrimos el sistema LT8. Con la tecnología de BLM, Kostka - Kolobka s.r.o. ha revolucionado el proceso de fabricación de sus monopatines, superando el sistema principalmente manual y abriendo la posibilidad de dirigirse a mayor número de clientes y más variados.

La solución

Los últimos modelos de monopatín creados por Kostka - Kolobka s.r.o. se han diseñado basándose en la tecnología de BLM GROUP. Los nuevos sistemas de doblado y corte láser han eliminado muchas soldaduras y reducido drásticamente el número de componentes. Lo que antes fabricábamos con cinco operaciones diferentes (corte, desbarbado/recorte, centrado de precisión, soldadura y perforación), ahora solamente requiere 2 operaciones: el corte láser automático y el doblado en la máquina eléctrica. Y hemos reducido los tiempos en un 83% y los costes en un 66%. Todas las piezas del bastidor se cortan con una Lasertube LT8, una dobladora de tubos E-TURN dobla la pieza más importante con los orificios ya realizados y, luego, la envía directamente a soldadura. Los bastidores se sueldan automáticamente con los robots de soldadura, lo que hace que sea muy importante la precisión en las operaciones de corte.
Gracias a la LT8 ha aumentado, en general, la calidad, el proceso productivo, la productividad y hay menos piezas descartadas.

En especial, son muy útiles los dos cargadores porque permiten preparar el trabajo siguiente con los mismos conceptos típicos de las máquinas para chapa. Aunque estemos trabajando en un gran pedido, si llegan tres barras urgentes para cortar en ese momento, se pueden mecanizar sin tener que interrumpir el trabajo con complicadas operaciones de traslado del material.

Para el curvado hemos optado por una máquina 3D que puede doblar a la derecha y a la izquierda. La flexibilidad del sistema y la búsqueda del orificio después del corte láser han sido elementos determinantes a la hora de elegir la solución de BLM.

Las ventajas

La inversión inicial en la máquina se recupera rápidamente gracias a la velocidad de fabricación sin comprometer la precisión. Con el sistema láser podemos ahorrarnos muchas operaciones, incrementando a la vez la flexibilidad y la repetibilidad, además de poder dirigirnos a un mayor y más variado número de clientes.

Aspectos técnicos

La versatilidad y la flexibilidad del láser permiten mecanizar también piezas complejas de manera eficiente, precisa, limpia y con resultados de alta calidad. El doblado completamente eléctrico garantiza la mayor precisión y facilidad de cambio de producción, en el menor tiempo.