Success story

DK CITY


SItuación inicial

DK City, fundada en 1987 en Taiwán, en la ciudad de Taichung, empezó fabricando sillones y camas eléctricas. En 1995, la empresa decidió entrar en el sector de los equipos de fitness, abasteciendo a los mejores fabricantes del mundo de estos productos y ofreciéndoles no solo el producto acabado y montado, sino también el diseño y su propia experiencia. Recientemente DK City también ha lanzado su propia marca, DK Fitness, con la que vende directamente solo a un mercado de lujo. En 2000 puso en marcha otra línea de productos: scooters eléctricas, buggies de golf, bicicletas con batería, sillas de paseo eléctricas, monopatines eléctricos, con tecnología limpia “eco-friendly”. Hoy en día las líneas de bicicletas con pedaleo asistido EZpro y las bicicletas eléctricas E-bike se venden en todo el mundo, incluyendo los Estados Unidos y Europa.

Impactante

Alta tecnología a precios competitivos es la promesa que DK CITY siempre ha hecho a sus clientes. En un principio las piezas las recibía de proveedores externos, pero eso impedía procesos y soluciones más sofisticados y, por consiguiente, el acceso a los clientes internacionales de alto nivel. En 2014 la empresa decidió controlar todo el ciclo de producción, abriendo una planta dedicada al mecanizado: corte láser, plegado, punzonado y soldadura mig. Instalada en el centro, una Lasertube LT8.10.

La solución

Con la Lasertube LT8.10, DK CITY ha innovado su propio ‘modelo de negocio’ y elevado los estándares cualitativos de su producción. El tiempo de mecanizado de la Lasertube ha resultado muy inferior al de los sistemas de la competencia: 1 minuto y 48 segundos contra los 4 minutos del competidor más rápido.
En el sistema LT8.10 se aprecia especialmente la solución con dos cargadores diferentes y tres zonas de descarga, que garantiza la máxima flexibilidad operativa. Por no mencionar la facilidad de programación: el software Artube facilita sumamente el uso del sistema, incluso para operadores poco especializados.

Las ventajas

La inversión inicial en la máquina se recupera rápidamente gracias a la velocidad de fabricación sin comprometer la precisión, la fiabilidad y la facilidad de uso. Los productos diseñados y fabricados también gracias al sistema LT8.10 alcanzan unos niveles de diseño y calidad estética antes inconcebibles.

Aspectos técnicos

La versatilidad y la flexibilidad del láser permite mecanizar incluso piezas complejas de forma eficiente, precisa, limpia y con resultados de alta calidad.