Success story

COPRECI SYSTEMS


Situación inicial

Copreci Systems es una empresa de Mareno di Piave, Italia, especializada en la fabricación de tubos para sistemas de gas de hornos, hornillas y cocinas profesionales. En 2001 fue adquirida por el Grupo Copreci con un objetivo estratégico claro: proporcionar un subconjunto ya compuesto al cliente final.

Impactante

Copreci Systems desarrolla y proyecta cada válvula para luego, si procede, personalizarla según los varios requerimientos del cliente. Cada año Copreci Systems fabrica unos 3,5 millones de tubos principales (rampas) y otros 9,5 millones de tubos «secundarios» de aluminio. Lo impresionante es que el límite mínimo es: 6 piezas. Para fabricar de manera conveniente 6 piezas e inmediatamente después pasar a miles de rampas, con las misma calidad y fiabilidad, hacen falta máquinas y tecnologías flexibles, además de una gran automatización de los procesos de producción. Y aquí entran en juego la complejidad y la potencialidad de las soluciones BLM.

La solución

BLM era socio de Copreci Systems antes de que la empresa entrara a formar parte del Grupo. Precisamente con sus tubos de aluminio, Copreci Systems ha contribuido con su know how en la evolución de las máquinas BLM, pasando de las PlaUno, a las Planet hasta llegar a la última adquisición, más rápida y flexible, la 4-RUNNER.
Hoy las máquinas BLM instaladas, destinadas a al doblado y deformación de los extremos de los tubos, son un pequeño ejército. Sistemas que se ponen en marcha en pocos pasos y en poco tiempo, activando un programa de la base de datos y aprovechando al máximo el cambio rápido de las herramientas. Solo así se puede ser competitivo en un mercado con tantas variantes y números de código de producto.
En el caso de las costosas máquinas dobladoras de tubos, la velocidad de producción y, por consiguiente, el rendimiento, permite recuperar eficazmente la inversión inicial.
Al aprovechar al máximo la automatización de los procesos de producción BLM GROUP, Copreci Systems también ha duplicado su facturación sin aumentar la plantilla. Y el modelo de producción adoptado en Mareno di Piave, con muchas de las soluciones técnicas instaladas, se ha exportado a otras plantas del Grupo, incluidas las de los países con mano de obra a bajo coste como China y México.

 

Las ventajas

Invertir en tecnología garantiza la máxima flexibilidad y eficiencia, para fabricar rápidamente incluso lotes mínimos con un alto nivel de calidad. La velocidad de producción se puede aprovechar al máximo también gracias al servicio de asistencia directa, que interviene en poco tiempo para solucionar los posibles problemas y averías.

 

Aspectos técnicos

Las máquinas para el doblado y deformación de los extremos de los tubos emplean tecnología completamente eléctrica, que garantiza una alta tolerancia, precisión y facilidad de cambio de producción, en poco tiempo.